Campaña

Alerta Bronquiolitis

La bronquiolitis es la causa más importante de infección en el tracto respiratorio inferior en bebés menores de un año en todo el mundo.

El Virus Sincicial Respiratorio (VSR)

Es uno de los principales causantes de esta enfermedad de fácil contagio. Se transmite de persona a persona por el contacto directo con secreciones nasales. Representa un riesgo para la salud pública por el gran número de hospitalizaciones en los bebés de alto riesgo.

Principales síntomas para estar atentos:

• Tos, catarro.
• Respiración más rápida (taquipnea) y aumento de tos.
• Respiración ruidosa con silbidos (sibilancias).
• El niño se agita fácilmente.
• Hundimiento de las costillas al respirar.
• 
Dificultad para alimentarse o para conciliar el sueño.
• 
Piel azulada o muy pálida.
• 
Fiebre con temperatura mayor a 38°C.
• Mucosidad nasal.

¿Cómo reducir el riesgo de infecciones respiratorias?

• Impulsar y mantener la lactancia materna.

• Evitar la contaminación ambiental con humo (ya sea humo de cigarrillo u otros) y evitar el hacinamiento.

• Concurrir a los controles rutinarios con el médico.

• Cuidar la higiene; mantener las manos limpias de quienes están en contacto con el menor. Especialmente el contacto con los hermanos.

• Cumplir el calendario nacional de vacunación y con las vacunas que determine el pediatra, tanto para el bebé como para quienes conviven con él.

Niños nacidos prematuros:

Forman parte del grupo más vulnerable

Con un riesgo entre 4 y 5 veces mayor de hospitalización por infección por VSR respecto de los niños sanos, como también, más riesgo de evolución grave y complicaciones.

La Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) recomienda cumplir con el esquema completo de la inmunización pasiva, incluida en la “Estrategia Integral de Prevención de Infecciones Respiratorias en prematuros de alto riesgo” del Ministerio de Salud de la Nación.